VESTIMENTA PARA COMUNICAR por Silvia Solana

Por mucho que no nos guste ser juzgados por las apariencias, el mundo funciona así, nuestro cerebro debe categorizar de alguna manera según distintos niveles de profundidad. En un nivel visual, la vestimenta juega un papel crucial en cómo nos perciben los demás y puede ser determinante para establecer jerarquías, para que te identifiquen como miembro de un grupo y para el logro de tus objetivos. «Vestirse» no debe tomarse a la ligera y es una herramienta muy eficaz de comunicación.
Como dice el dicho: La mujer del César no sólo debe serlo, sino parecerlo.  Dependiendo del rol que estés jugando, querrás vestirte distinto o incluso definir un estilo personal que mejor se relacione con el rol que representas, tu jerarquía, tus funciones, tu lugar en una empresa, en la sociedad, en las redes sociales, etc. La sociedad se rige por unos códigos, es tu decisión si decides jugar el juego o no, transgredir estos códigos o no, pero debes saber que existen y aprovecharlos al máximo según tus objetivos.

En cuanto a la vestimenta figuran distintos aspectos:

1. ¿ Qué estilo de ropa usas? El tipo de ropa que utilices, incluyendo modelo, patrón, corte, estilo, tipo de telas, influyen en la comunicación, dependiendo de la actividad que vayas a realizar o el tipo de trabajo que realices, deberás parecer lo mas acorde para la ocasión. Es importante que un abogado, parezca un abogado y suelen vestir de traje. O un profesor universitario debe mantener un estilo académico, limpio y semi-formal, y ser un ejemplo para sus estudiantes.

2. ¿Qué colores usas y cómo los combinas?

3. ¿Vas a la moda o eres clásico?, ¿Transgredes las normas o simplemente decides no regirte por ellas?

4. ¿Qué accesorios usas? ¿Sabes lo que dicen de ti?

5. ¿Qué marcas utilizas? El uso de marcas es un gran comunicador a nivel #noverbal. Al usar #marcas específicas claramente identificables a través de patrones, diseños o elementos emblemáticos y especialmente #logotipos. Las marcas representan un gusto que puede ser identificado con un subgrupo y a su vez determinan un estrato socio-economico. Usa las marcas con cautela para no forzar aparentar y para no ser cliché y snobista. De forma estratégica utiliza las marcas, siempre y cuando lo hagas con elegancia y prudencia, sin exagerar. Cuando a política se refiere, es preferible no utilizar marcas que puedan encasillar a una figura pública, pues puede ser contraproducente para su imagen, impidiendo la conexión y empatía con las masas, siempre variadas, con distintas idiosincracias y con distintos niveles socio-economicos.

6. ¿La ropa está nueva, en buen estado o tiene huecos, está rota o sucia? La conservación de prendas accesorios también dice mucho de nosotros, siempre elige prendas en perfecto estado, sin desgaste y limpias. Cuida tus prendas, para cuidar tu economía, lava regularmente zapatos y bolsos. Unos zapatos sucios dan muy mal aspecto y se interpreta que es una persona descuidada.

7. ¿Cómo es tu estilo de peinado y perfume?

8. ¿Qué símbolos utilizas? ¿Tienes marcas corporales como tatuajes o piercings?

8. Cuida tu economía. Para cuidar tu dinero e invertir lo mejor posible, compra prendas básicas sin marcas identificables y combínalas de distinta manera y con distintos accesorios. Es preferible compara una prenda de calidad (no necesariamente de marca, aunque muchas veces la marca sí garantiza la calidad de la prenda) sin estampados muy específicos y de dise>nos clásicos, que podrás utilizar como base, aún cuando la moda vaya cambiando. Esto aplica para todo: ropa, lentes, carteras, relojes, lentes, zapatos.

9. Manténte a la moda, pero ten personalidad. Combina elementos de moda con elementos de tu elección o incluso de otras épocas, busca tu estilo propio y adáptate a la situación y a tu rol.

Cómo vestir y qué accesorios usar es una gran herramienta de comunicación. Aplícala en todos los aspectos de tu vida. Pregúntate estas cosas antes de vestirte y para definir tu estilo personal:

1. ¿Qué quiero comunicar?
2. ¿Cómo quiero que me perciban?
3. ¿Cómo se viste ese subgrupo?
4. ¿Quiero parecerme o diferenciarme?
5. ¿Quiero pasar desapercibido o llamar la atención
6. ¿Parezco un… XXXXX????

Y ahora…revisa tu closet, desecha lo roto y regala lo que está bueno pero un poco desgastado, piensa en formas de reciclar lo que tienes y de combinarlo de una nueva manera, haz un inventario de las prendas estratégicas que necesitas, arma un presupuesto y ejecútalo en el menor tiempo posible según tus posibilidades. Y recuerda… sé económico, no despilfarres y no compres más de lo que necesites estratégicamente.

Sígueme en instagram @SilviaSolana